Idioma nuevo, ¿personalidad nueva?

blue-(c)Daniel-SampaionetoEl otro día hablando con una amiga me comentó que se siente y actúa claramente de maneras diferentes dependiendo del idioma en el que esté hablando. Evidentemente, dada mi pasión por los idiomas, este tema me pareció muy interesante y estuvimos reflexionando juntas un buen rato sobre él. ¿Es cierto? ¿A mí también me pasa? ¿Le pasa a todo el mundo? ¿Por qué pasa?

Un idioma: una manera nueva de interpretar el mundo

Un idioma no son sólo palabras. Cuando hablas varias lenguas te das cuenta. Rara vez puedes decir EXACTAMENTE lo mismo en dos idiomas. Con los mismos pequeños detalles y sutilezas. A veces no existe ESA palabra, la palabra clave. Tienes que adaptarte al idioma y el idioma, a su vez, se ha adaptado a la cultura en la que ha nacido y se ha desarrollado. Por ejemplo, en un lugar en el que siempre llueva y haga frío, habrá más vocabulario para describir el tipo de lluvia, si es abundante o no, si hace mucho viento o poco… Es la necesidad la que crea palabras nuevas.

Sí, puede que tú hables varios idiomas y hayas notado esta personalidad múltiple. No estás loco. Los últimos estudios demuestran que las personas bilingües cambian su interpretación del mundo, dependiendo de la cultura en la que se encuentren y teniendo en cuenta el idioma y los iconos culturales.

 «Learn a new language and get a new soul.» ( ‘Aprende un nuevo idioma y consigue un alma nueva’ – Proverbio checo)

Por regla general, las personas bilingües son más tolerantes y más abiertos. Sí, precisamente por eso: porque conocen otras culturas y otras maneras de interpretar la realidad. Es curioso, es algo que ocurre incluso dentro de un mismo país con varios idiomas oficiales o dialectos. Dos maneras distintas de ver las cosas confluyen al mismo tiempo. Difícil, sí, pero los aspectos culturales de un ámbito geográfico están impregnados en su vocabulario, en sus valores y el idioma es una parte esencial de la identidad personal.

Un idioma, ¿un objetivo?

Si tuviéramos que describir cada idioma que hablamos con una palabra estaría muy ligado a nuestras experiencias con el mismo. El inglés suele estar relacionado con el trabajo, los negocios, es un idioma ‘serio’; el francés es, a menudo, el idioma del amor, la gente se anima a estudiarlo porque es bonito, simplemente; el italiano es divertido y la lista sigue y sigue.

Por esto mismo, se podría decir que las personas que hablan varios idiomas los usan para distintos aspectos de su vida, con gente diferente, en contextos diferentes y todo esto conlleva distintas reacciones, actitudes y comportamientos. Es decir, lo que se interpreta como un cambio de personalidad debido al idioma, puede que no tenga tanto que ver con el idioma en sí mismo. No hablamos igual a nuestro mejor amigo que a nuestro jefe y no nos comportamos igual tampoco. Incluso aunque la lengua sea la misma podemos tener distintas reacciones dependiendo del interlocutor de nuestro mensaje.

En definitiva, se podría decir que las personas bilingües tienen este mismo ‘problema’, pero usando varios idiomas. Puede que lo que hace que su actitud cambie no sea el cambio de idioma, si no el contexto, la cultura y los receptores en los que se encuentra. En esencia, el idioma no tiene que ser el causante de estos cambios de personalidad si no los aspectos culturales y contextuales que están, en cierta manera, grabados a fuego en el idioma.

CONCLUSIÓN: Poco importa que nos volvamos ‘locos’ hablando varios idiomas, que los mezclemos y que llegue un punto en el que si entendemos casi no seamos capaces de decir en qué idiomas estamos hablando. El objetivo es comunicarse y sobre todo, abrirse al mundo y no puede haber manera mejor de descubrir otra cultura que a través de su idioma. Aprender idiomas hace que seamos más tolerantes y que seamos capaces de ponernos en el ‘lugar del otro’. Esa es la clave.

Además, si a pesar de todo, la pereza puede con tus ganas, te daré otro motivo para aprender idiomas: TÚ. Está demostrado que aprender un idioma en cualquier momento de tu vida, mantiene tu cerebro joven y activo. Los últimos estudios afirman que las personas que hablan dos o más idiomas tienen mejores habilidades cognitivas cuando son mayores que el resto. Más vale intentarlo entonces, ¿no?

Bilingualism – the genesis of a new language: Greg Kaplan at TEDxUTK 2014

2 comentarios en “Idioma nuevo, ¿personalidad nueva?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s