A favor o en contra de… LAS AMISTADES CON EL SEXO OPUESTO

Por Jess Waldorf

Tema de debate sin fin, en libros, películas, charlas con un café entre amigos en cualquier lugar del mundo… La pregunta está clara; ¿pueden hombres y mujeres heterosexuales ser amigos? Una vez más, la respuesta parece bastante obvia. Sí, claro. ¿Cómo no van a poder? ¿Acaso no tener el mismo sexo puede impedir una relación amistosa? Y con no poder me refiero claro, a que alguna de las dos partes empiece a querer algo más allá. Que el término “amistad” pueda quedarse corto.

bonding-1985863_960_720

Seguir leyendo

Anuncios

A favor o en contra de… LAS BODAS

Por Jess Waldorf

Aún recuerdo todas aquellas veces de niña en las que comentaba con mis amigas lo guay que sería casarse, llevar ese vestido blanco de princesa, poder mostrar tu amor ante todos… Y posteriormente, en la veintena, cuando ya ibas viendo las relaciones afianzarse, solíamos charlar sobre cómo sería que tus amigas se empezasen a casar. Se comentaba, con ilusión, pero aún así viéndolo lejano, como algo que querrás, algún día, cuando seas MÁS MAYOR. Y claro, la vida pasa, ese momento llega y la gente de tu alrededor empieza a dar el paso y te emocionas mucho, muchísimo. Las primeras bodas a las que asistes como persona adulta, viendo a tus “semejantes” casarse son increíbles, te imaginas como sería la tuya, lloras con los discursos emotivos de los familiares y amigos… y bailas hasta romperte. Pero… (siempre hay un pero), después de un par de bodorrios hay otras ideas que empiezan a asaltarte, y aunque no quieres, no puedes evitar calcular cuánta pasta te has dejado en el evento (no puedes creértelo pero sí, es MUCHA), sin olvidarte de los desplazamientos, la despedida, el hecho de que has organizado las vacaciones entorno a cualquiera de las dos cosas, o que ni siquiera te has podido ir porque sencillamente, no te daba para todo. Y ahí, viendo tu cuenta bancaria desplomarse, te replanteas si tu concepción PRO-BODA, sigue vigente.

flower-3092423_960_720

Seguir leyendo

A favor o en contra de… LA SINCERIDAD

Por Jess Waldorf

“No mientas, hay que decir siempre la verdad”, nos decían cuando éramos niños nuestros padres. Se nos inculca desde pequeños que la sinceridad es algo bueno, algo necesario incluso, para ser “una buena persona”. Todos recordamos el cuento de Pinocho, el niño de madera al que le crecía la nariz si mentía. Su aspecto físico se deformaba para mostrar a todos que había hecho algo malo, algo terrible. Y yo, como me pregunto muchas cosas, pienso… ¿mentir es lo contrario de ser sincero? ¿la sinceridad tiene o debe tener límites? ¿quién los marca?

Seguir leyendo

A favor o en contra de… AYUDAR

Por Jess Waldorf

La respuesta en este caso parece muy OBVIA; ¡A favor!, pensará la mayoría. O bueno, pensarlo, lo pensarán muchos. Sentirlo ya es otra cosa. Nos gusta creer que somos almas caritativas y generosas, pese a que muchos no lo son. Nos regodeamos en lo bueno que hacemos por los demás, mientras que lo que el resto hace por nosotros nos suele parecer insuficiente en muchas ocasiones. Seguir leyendo

A favor o en contra de… LA “TURISMOFOBIA”

Por Jess Waldorf

Con una simple búsqueda en GOOGLE del término “turismofobia”, aparecen artículos en blogs, noticias… y concretamente, esto en la Wikipedia: “La turismofobia (formado a partir de «turismo» y «-fobia»), es como se refiere en España a las actos vandálicos, protestas e incidentes, incluyendo ataques perpetrados contra los turistas, en distintos puntos del país, «contra la saturación de turistas en los cascos históricos de algunas ciudades españolas»,​ y en protesta por un «modelo de masificación turística»” Seguir leyendo

A favor o en contra de… Decir “TE QUIERO”

Por Jess Waldorf

i-love-you-2232164_960_720

Hay muchos “te quieros” diferentes, algunos expresan cariño, otros necesidad y muchos amor. De cualquier forma, estas dos palabras que existen en cualquier idioma, son la forma universal de expresarle a alguien que le amas, y por eso, hay quien puede pensar que ser el primero en la relación en decirlo supone “perder”, o que no hace falta expresarlo a menudo porque “pierde significado” o simplemente que para qué se lo vas a decir a tus padres “si ya se sabe”. Se trata de 8 letras que más allá de sus connotaciones, tienen todo un sistema de creencias añadidas, diferentes para cada persona, no sólo en la misma cultura sino en la misma familia. ¿Por qué dos hermanos pueden ser tan distintos a la hora de pronunciarlas? ¿Hay realmente un momento idóneo para decírselo a tu nueva pareja? ¿Es una muestra de vulnerabilidad? ¿Puede llegar a cansar?¿Si no se expresa es que no se siente? Hay un sinfín de preguntas sin respuesta sobre el tema, por lo que… ¡allá vamos!  Seguir leyendo

A favor o en contra del… “para siempre”- Parte 3; Pareja

Por Jess Waldorf

¿Quién no recuerda el final de los cuentos de hadas? Todos terminaban con un “y vivieron felices…”. Sí, sí, VIVIERON, lo que equivale a SIEMPRE. Aquellos personajes no pasaban por desilusiones, rupturas o divorcios. Vale, es cierto, era ficción, otra época. No cabía esa posibilidad. Pero, sea como sea, hemos crecido escuchando estas historias. Hemos llegado a la adolescencia después de jugar a papás y mamás, después de planear tu boda perfecta con el chico ideal y jamás, jamás nos planteamos que quizá todo ese “fairytale” no llegase a cumplirse. Seguir leyendo

A favor o en contra del… “para siempre”- Parte 2; Trabajo y casa

Por Jess Waldorf

Querer tener un curro para siempre y aspirar a poder comprarte una casa (piso, ático, loft o lo más razonable hoy en día, chabola), son dos cosas que están muy arraigadas actualmente en España. Aunque en estos dos ámbitos parece que la cosa está empezando a cambiar. Y no es para menos; pretender conseguir cualquiera de esas dos cosas para alguien en la veintena en el siglo 21, es casi como pretender que en Bilbao salga el sol a diario; imposible no es… pero ¿cuáles son las probabilidades? Seguir leyendo

A favor o en contra del… “para siempre”- Parte 1; Amistades

Por Jess Waldorf

“Para siempre”; dos simples palabras que a algunas personas les causarán terrores nocturnos, mientras que a otras les supondrán la alegría más inmensa del mundo. Y es que… aunque no hay dos personas iguales, se nos pretende encasillar en un mundo en el que alcanzar lo “definitivo” es lo acertado, tener algo “until you die” o hasta que te mueras, es, supuestamente, la meta de todos. Y digo yo… ¿de verdad hay que sentir eso? Seguir leyendo