A favor o en contra de… LAS BODAS

Por Jess Waldorf

Aún recuerdo todas aquellas veces de niña en las que comentaba con mis amigas lo guay que sería casarse, llevar ese vestido blanco de princesa, poder mostrar tu amor ante todos… Y posteriormente, en la veintena, cuando ya ibas viendo las relaciones afianzarse, solíamos charlar sobre cómo sería que tus amigas se empezasen a casar. Se comentaba, con ilusión, pero aún así viéndolo lejano, como algo que querrás, algún día, cuando seas MÁS MAYOR. Y claro, la vida pasa, ese momento llega y la gente de tu alrededor empieza a dar el paso y te emocionas mucho, muchísimo. Las primeras bodas a las que asistes como persona adulta, viendo a tus “semejantes” casarse son increíbles, te imaginas como sería la tuya, lloras con los discursos emotivos de los familiares y amigos… y bailas hasta romperte. Pero… (siempre hay un pero), después de un par de bodorrios hay otras ideas que empiezan a asaltarte, y aunque no quieres, no puedes evitar calcular cuánta pasta te has dejado en el evento (no puedes creértelo pero sí, es MUCHA), sin olvidarte de los desplazamientos, la despedida, el hecho de que has organizado las vacaciones entorno a cualquiera de las dos cosas, o que ni siquiera te has podido ir porque sencillamente, no te daba para todo. Y ahí, viendo tu cuenta bancaria desplomarse, te replanteas si tu concepción PRO-BODA, sigue vigente.

flower-3092423_960_720

Seguir leyendo

Anuncios

A favor o en contra de… LA SINCERIDAD

Por Jess Waldorf

“No mientas, hay que decir siempre la verdad”, nos decían cuando éramos niños nuestros padres. Se nos inculca desde pequeños que la sinceridad es algo bueno, algo necesario incluso, para ser “una buena persona”. Todos recordamos el cuento de Pinocho, el niño de madera al que le crecía la nariz si mentía. Su aspecto físico se deformaba para mostrar a todos que había hecho algo malo, algo terrible. Y yo, como me pregunto muchas cosas, pienso… ¿mentir es lo contrario de ser sincero? ¿la sinceridad tiene o debe tener límites? ¿quién los marca?

Seguir leyendo

Págame el máster

maxresdefault

Matrix (1999)

Por Ici Mouse

Se escucha en la calle, en las casas…que vivimos una de las épocas más competitivas a nivel laboral de la historia. Se escucha en la calle, en las casas… “joe, antes estudiabas una carrera, un FP o lo que fuere, una época de aprendiz y luego ala, a trabajar se ha dicho”. Ahora si no tienes idiomas, dos másteres, tres expertos y haces el pino puente boca abajo (¿esto es posible?) quizá puedas trabajar, sí, pero te quedas en la masa mayoritaria. Cada vez es más difícil diferenciarse. Diferenciarse, algo que nos piden continuamente desde el “mercado laboral” (qué concepto más feo) para prosperar a nivel profesional y que cada vez es más difícil de conseguir. Seguir leyendo